Busque defensa penal con un despacho que sabe cómo luchar

Cuando enfrenta un cargo criminal serio en Texas, no necesita que lo guíe un soldado, necesita a un general. Y eso es exactamente lo que Brown and Brown Law Offices puede ofrecer. Somos defensores agresivos de los derechos de los clientes; guerreros que no temen pelear.

Las consecuencias de una condena a nivel estatal o federal pueden ser graves y abarcar desde importantes multas hasta prolongadas condenas a prisión. Por esta razón, obtener un abogado experimentado para representarlo es esencial.

Sin importar la gravedad de su delito, podemos ayudar

Como un bien establecido despacho de derecho penal en San Antonio, somos líderes en la defensa de delitos de drogas. No solo trabajamos con casos de posesión y tráfico sino también incidentes de abuso de medicamentos de receta. Con el renombre que nos da nuestro conocimiento y trabajo extenso en esta área del derecho, puede sentirse tranquilo al confiarnos su caso.

Además de delitos relacionados con drogas, nuestro ejercicio de defensa penal también cubre lo siguiente:

  • Robo y atraco
  • Acoso y agresiones sexuales
  • Violencia doméstica o amenazas y agresión física
  • Homicidios y otros delitos violentos
  • Robo de banco o lavado de dinero
  • Fraude de tarjetas de crédito y delitos cibernéticos

Ya sea que se trate de un delito a nivel estatal o un delito federal, nuestros abogados protegerán sus derechos.

Trabaje rápidamente y tome medidas de inmediato para proteger sus derechos

Si lo acusan de conducta criminal, actuar de inmediato puede ayudar a su caso. Mientras más pronto pueda trabajar con un abogado para desarrollar una defensa, mejores serán sus probabilidades de éxito.

Hable con nosotros sobre sus circunstancias y podremos ayudarle a determinar cómo proceder. Para una consulta confidencial gratuita con uno de nuestros abogados, llame al 210-354-2662 hoy mismo. También puede comunicarse con nosotros a través de nuestro formulario de contacto en línea. Para quienes necesiten ayuda en español, ¡aquí se habla español!